Sexhop Online

Cursos y seminarios para ligar, una moda

Ya no hay excusas para permanecer single si no se tiene vocación de serlo. Puede que te dé vergüenza acercarte a esa chica con la que desearías tener algo más que amistad. Puede que tu autoestima no sea la más alta del mundo. Puede que te provoque una especie de ataque de pánico el hecho de que te rechacen. Puede que la ansiedad te reseque la boca o te haga tartamudear o te ponga las pulsaciones al límite de tu capacidad o te haga sudar como si acabaras de correr una maratón. Todo eso puede suceder, claro.

De hecho, ya te ha sucedido alguna vez. Por eso permaneces single sin desearlo y por eso te refugias en tu burbuja de amigos de toda la vida, sesiones de vídeo porno a solas y pajas caldeadas por el recuerdo de un rostro o la imaginación de una postura erótica de la que eres protagonista. Pero todo eso tiene solución. Te la proponen un sinfín de organizaciones, escuelas, despachos de psicólogos, etc.

Más allá de los libros de autoayuda en los que se te proponen los cambios que debes introducir en tu forma de vida y en tu comportamiento para cambiar definitivamente ese aspecto de tu vida tan fundamental, están los cursos y seminarios que, dirigidos por expertos en el tema de la seducción, se viene organizando de manera progresiva en los más diversos puntos de la geografía española.

En estos “talleres para no iniciados en seducción”, se promete enseñarte lo que buscan las mujeres en una relación o lo que es, en definitiva, aquello que hace que se activen, en una mujer, los interruptores de la atracción y del brote silencioso pero incontenible del deseo.

Una vez aprendido eso, los organizadores de estos talleres centran sus esfuerzos y su plan educativo en proporcionarte los instrumentos psicológicos necesarios para que superes el miedo al rechazo y para que te liberes de la ansiedad y el temor que pueda ocasionarte el hecho de acercarte a hablar con la mujer que deseas.

Comunicación no verbal

La clave para iniciar el contacto y asegurar la seducción es, aseguran, potenciar la comunicación de carácter emocional. Según los expertos, ésa precisamente es la comunicación que te permitirá acceder a la caja negra de las emociones y sentimientos de una mujer. Para llegar a esa potenciación será necesario que sepas cómo iniciar y, una vez iniciada, dirigir la conversación hacia los aspectos que a ti más te interesen para llevar a cabo esa tarea de acoso y derribo emocional.

El saber qué decir, cómo decirlo y cuándo hacerlo es, lógicamente, fundamental. Pero también lo es lo que se llama comunicación no verbal. Este concepto, el de comunicación no verbal, hace referencia a algo que cada vez es más estudiado por coachs, psicólogos y asesores de imagen. Por ejemplo: ninguna postura de un líder político en un estrado es casual; todo está estudiado por sus asesores y todos y cada uno de sus gestos acostumbran a tener un porqué. ¿Te has planteado lo que de intento de seducción tiene la actitud del líder político en el estrado? Lo que el líder desea al subir al estrado es seducir a quien le escucha y, con ello, conseguir su adhesión inquebrantable. Ésa es, precisamente, la actitud que todo aspirante a seductor (tú también) debe tener.

Tu misión es seducir a esa persona que has escogido y para seducirla será fundamental que atiendas a esos elementos de comunicación no verbal que de ti pueda ver dicha persona en vuestro encuentro. Tu forma de mirarla, tu postura, tu sonrisa o tu manera de hablar (desde el tono de tu voz a tu cadencia) forman parte de esa comunicación no verbal que resultará imprescindible para derribar sus barreras. Los cursos y seminarios sirven, según sus organizadores, para mejorar en ti todos esos aspectos.

Teoría y práctica

Para hacerlo, los cursos acostumbran a proponer un doble tipo de formación. La primera es una formación de carácter teórico. Lo que en esa parte de la formación se te enseñe será algo semejante a lo que puedas encontrar en la mayor parte de manuales de autoayuda que encuentres en las librerías. De unos años a esta parte la popularidad de esos manuales ha crecido de manera importante y lo que antes era un tipo de edición que ocupaba un simple y exiguo rincón en las librerías, ahora reclama un espacio en exclusiva en las mismas.

El segundo tipo de formación que se propone en estos cursos de seducción es de carácter práctico. En la mayor parte de ellos la propuesta es la siguiente: el alumno sale a la calle, a la cafetería o a la discoteca a poner en práctica los conocimientos teóricos recién adquiridos. Una vez en el “espacio de caza”, el alumno debe intentar contactar con alguna mujer. El coach o profesor se encargará, sobre el terreno, de corregir o aplaudir las distintas actitudes que el alumno adopte en su acercamiento a la persona elegida.

Saber cómo dar o pedir el número de teléfono o cómo concertar una próxima cita son también asignaturas propias de estos cursos que suelen programarse para realizar en fin de semana.

Finalizado el curso o seminario debe darse por supuesto que el alumno ha aprendido, sobre todo, a dejar atrás su miedo al fracaso y sus inseguridades. Que tu acercamiento al sexo femenino dé sus frutos se deberá, muy probablemente, a la insistencia (no hay que darse por vencido a la primera y ninguna mujer es la única existente en el mundo) y, ¿por qué no?, a la suerte. Como en todo, llegar al lugar adecuado en el momento adecuado no siempre es cuestión de saber. El azar siempre tiene algo a decir.

Y también lo tiene a decir el sentido de la realidad. En la programación de alguno de estos cursos se recalca algo que siempre hay que tener en cuenta, y es que siempre hay que . Es probable que, por mucho que lo desees, haya mujeres a las que, por hache o por be, no consigas seducir jamás. Sabemos que Scarlett Johansson o Irina Shayk están muy bien y también imaginamos que te lo pasas en grande masturbándote pensando en ellas. Pero si crees que un día pueden atender a tus requerimientos para acabar realizando alguna de esas posturas con las que te pajeas en la soledad de tu cuarto es más que probable que te estrelles contra un muro de piedra e imposibilidad. Pero piensa que en el mundo no sólo existen Scarlett Johansson o Irina Shayk, también existen muchas otras mujeres con las que poder conseguir momentos de intimidad y placer únicos e incomparables. Tampoco es única tu compañera de clase o de trabajo. Si con ellas lo has intentado infructuosamente, busca otras posibilidades de triunfo, otras mujeres. Hay un sí esperándote en los labios de alguna de ellas.
Ésa es también es una de las lecciones que pretenden inculcarse en estos cursos o seminarios: que es importante evitar las obsesiones y que, de tanto en tanto, no viene mal asumir que el amor platónico existe por algo. Y es que, por mucho que lo desees y lo intentes, no vas a follarte a todo lo que quieras.


seducción

Dejar una respuesta