Lo dijo el mismísimo Dios: “no es bueno que el hombre esté solo”. Según se cuenta en el libro del Génesis, ése fue el motivo para que creara a la mujer. Desde entonces, hombres y mujeres andan a la búsqueda de quien les proporcione compañía y, de paso, les dé a probar la manzana del Árbol de la Ciencia.

Buscar pareja se convierte casi en un imperativo personal desde el momento mismo en que nuestros cuerpos sobrepasan la barrera de eso que se llama pubertad. Desde el instante mismo en el que a ellas les crecen las mamas y se les ensanchan las caderas y a ellos se les alarga el pene y les crecen los testículos (por indicar solo algunos de los cambios que se producen en sus respectivas anatomías), hombres y mujeres, chicas y chicos, buscan a una persona con la que, entre otras cosas, dar salida al deseo sexual.

Social y culturalmente hemos sido educados para que el concepto de sexo vaya asociado a la vida de pareja. Así, lo que en un principio podría pasar por una simple pulsión sexual se convierte en una necesidad psicológica de primer orden. Buscar pareja seria y estable se transforma para muchas personas en un imperativo mental.

La ley natural y la de probabilidades (el hecho de que muchas personas estén buscando pareja al mismo tiempo) permite que dichas parejas se acaben formando. Así, progresivamente, se van emparejando hombres y mujeres. Por fortuna, además, el desarrollo cultural y el progresivo debilitamiento de ciertas posturas patriarcales tradicionales han ido permitiendo que también se vayan emparejando cada vez más, y sin necesitar de subterfugios ni disimulos, mujeres y mujeres y hombres y hombres.

Hay muchos lugares en los que poder buscar (y encontrar pareja). El listado de sitios propicios para ello es infinito. Sirve el gimnasio, el aula, los museos, las reuniones de antiguos compañeros, los clubs de lectura, el parque al que llevamos a pasear nuestro perro, las fiestas multitudinarias, la discoteca, la empresa, un viaje organizado… Tradicionalmente, y con la relación cara a cara, esos son algunos de los lugares en los que se ha ligado y se ha encontrado pareja.

Éstas nacen día a día, se rompen y se forman otras de nuevo cuño. Sin pausa y sin descanso. La vida, después de todo, es eso: un fluir continuo, también en lo sentimental.

Buscar pareja

Ligar no siempre es fácil

Pero nadie dijo nunca que la vida fuera un asunto fácil. Y lo mismo que sirve para la vida sirve para el ligar. Hay personas para las que encontrar pareja se convierte en una tarea extremadamente dificultosa. Si echamos un vistazo a nuestro mundo veremos que hay muchos hombres y muchas mujeres buscando pareja. Y muchos hombres y muchas mujeres a las que les cuesta encontrarla. Y es que, más allá de los tópicos y de los estereotipos más rancios, no solo las mujeres maduras solteras buscan pareja. También la buscan los hombres.

Por eso, porque son muchas las personas que andan a la búsqueda de su media naranja es por lo que hay un largo listado de profesionales que, de una forma u otra, han ido ocupando el lugar que hace siglos ocupaba la tradicional celestina. Estos profesionales, de distinta forma y con distintas herramientas, intentan cumplir con el que era el cometido de la celestina de toda la vida: poner en contacto a personas que buscan pareja para que, así, dichas personas puedan hacer realidad el sueño de encontrarla.

Las celestinas y los celestinos de hoy en día se encargan, por ejemplo, de regentar una agencia matrimonal o de doctorarse en Psicología especializándose en relaciones de pareja o de formar parte del equipo diseñador y gestor de alguna de las múltiples aplicaciones para ligar que podemos encontrar en la red.

Si tienes problemas para ligar y encontrar pareja o, simplemente, para conocer gente, no te preocupes. No te vas a quedar solo en tu búsqueda. Encontrarás profesionales y herramientas que te permitirán salir de tu soledad y construir una nueva intimidad con otra persona. Aquí vamos a hablarte de las agencias matrimoniales, de las apps para ligar y vamos a actuar como una especie de coach virtual dándote una serie de consejos básicos para que puedas encontrar tu media naranja.

Mujeres maduras solteras buscan pareja

Consejos para buscar pareja

Quienes buscan pareja y no la encuentran suelen alegar una serie de motivos que suelen repetirse en múltiples casos. Algunas personas tienen la sensación de que no son atractivas. Otras se reconocen tímidas o con una notable falta de habilidades para la conquista y para seducir a los demás. En todas estas personas, la falta de autoestima acostumbra a ser una especie de losa que dificulta cualquier tipo de búsqueda, no solo la de una pareja.

Hay personas que no saben cómo conocer gente y personas que, por haber vivido una mala experiencia previa, tienen miedo a iniciar una relación. Otras personas, simplemente, tienen pereza de volver a comenzar todo el proceso de conocer a alguien. No tienen ganas de volver a ofrecerse. No quieren, tampoco, salir de su zona de confort. Muchas de ellas, además, disponen de poco tiempo para conocer gente e interectuar con ella. El trabajo les devora el tiempo.

Buscar pareja en las condiciones descritas se hace, sin duda, muy complicado.

A todas esas personas les recordaremos una serie de factores que son los que suelen recordar los love coach y los psicólogos. Esos factores, que hay que tener siempre presentes, son los siguientes:

  • La seducción y las habilidades sociales se pueden entrenar.
  • A la hora de buscar pareja hay que tener expectativas realistas y lo más alejadas posibles de una visión excesivamente romántica de lo que es la vida de pareja. Hollywood y la novela rosa han hecho mucho daño.
  • Hay que tener claros los objetivos que se persiguen.
  • Hay que potenciar la autoestima para buscar relaciones de pareja sanas. Quien no lo hace acaba encontrando parejas que no las valora lo suficiente.
  • Hay que trabajar y eliminar emociones como el miedo al rechazo, al compromiso, al abandono, al sufrimiento…
  • Hay que desligar cualquier nueva búsqueda de pareja de las heridas sentimentales que se hayan podido padecer en el pasado.

Para mejorar en todos estos aspectos es importante contar con un coach de pareja. Las mejores agencias matrimoniales acostumbran a contar con uno en su equipo para, de ese modo, reforzar las posibilidades de ligar de su cliente y prepararlo para sus citas en sus sesiones coaching.

Vistos ya algunos de los aspectos que es necesario reforzar en nuestra personalidad para ligar, vamos a ver el papel de las apps y de las agencias matrimoniales para ayudarnos a hacerlo.

Buscar pareja gratis

Buscar pareja con una agencia matrimonial

La agencia matrimonial es lo más parecido que se puede encontrar actualmente a lo que tradicionalmente era una celestina. Este tipo de empresa se ocupa de hacer posible que personas que buscan iniciar una relación personal seria y estable se conozcan.

Para ello, las agencias realizan entrevistas personales y privadas a cada uno de sus clientes para, a partir de dichas entrevistas, elaborar un perfil de cada uno de ellos. En el perfil deben aparecer reflejadas tanto las motivaciones y aspiraciones de esa persona como sus gustos. Si es un hombre heterosexual, por ejemplo, la agencia debe saber si le gustan las mujeres morenas o si prefiere las rubias, si el tema religioso o el ideológico son muy importantes para él, si busca una mujer de un determinado nivel cultural… Ese tipo de cosas.

En base a los perfiles que tienen en su haber, las agencias matrimoniales proponen alguna cita a sus clientes. Si la cita resulta exitosa y ambas partes se sienten satisfechas, la agencia da por concluida su labor y cobra sus honorarios (cada una establece su propio baremo y la tarifa por sus servicios). Si la cita resulta infructuosa, la agencia vuelve a intentarlo proponiendo nuevas citas con otras personas.

En España existen una puñado de agencias matrimoniales de reconocido prestigio que pueden ayudar a la persona que lo necesite a encontrar a una persona con la que iniciar una relación.

Agencias como SamSara o Yotoo en Barcelona, como Amistad y Pareja o como Amor Ideal en Madrid, como Aurelia o Géminis en Valencia, como La Unión en Zaragoza, como UNICIS en la capital de España, en Sevilla y en otras capitales españolas, o como las diferentes sedes que la agencia matrimonial Lazos tiene abiertas en hasta doce capitales de provincia, prestan los servicios que hemos indicado más arriba. Dichos servicios son de gran ayuda para todas aquellas personas, hombres o mujeres, que buscan pareja.

Hace unos años, el rol desempeñado por este tipo de empresas era muy importante. Actualmente, han perdido un poco de presencia y de importancia debido a la aparición, multiplicación y expansión de las aplicaciones para ligar. Aún así, no son pocas las personas que, a la hora de buscar seriedad y de intentar encontrar una relación formal y duradera, recurren a los servicios de las agencias matrimoniales.

Buscar pareja por internet

Éxito de las aplicaciones para ligar

Como hemos indicado anteriormente, las aplicaciones para ligar se han comido buena parte de la tostada que antiguamente se comían las agencias matrimoniales. Los motivos son varios. El de la comodidad y la inmediatez que aportan las plataformas de citas es, sin duda, uno muy importante. Otro es, hasta cierto punto, la gratuidad. Quien teclea en su buscador buscar pareja gratis accede a todo un abanico de apps que les permite contactar con otras personas que también andan a la búsqueda de pareja.

Buscar pareja por internet se ha convertido en algo habitual y rutinario para las personas que desean ligar o, simplemente, conocer gente. La red ofrece un sinfín de posibilidades y ha facilitado mucho la labor a quienes no desean, no pueden o no se sienten cómodos acudiendo a discotecas, bares musicales o lugares en los que poder conocer a personas que, como ellos, estén buscando pareja.

El listado de páginas para buscar pareja es casi interminable. Nombres como Badoo, Meetic, eDarling, Adopta Un Tío, Bumble, Lovoo, Seeking Arrengement, Victoria Milan o Ashley Madison se han convertido en nombres de cabecera de quienes buscan personas con sus aficiones e intereses y que, además, quieran iniciar una relación de pareja más o menos seria, más o menos estable.

Todas estas aplicaciones funcionan de un modo semejante. Crear un perfil y registrarse en ellas es imprescindible para poder disfrutar de sus servicios y funciones. Éstas acostumbran a ser básicas en las versiones gratuitas de las diferentes apps para conocer gente y algo más completas en las versiones de pago. Poder incrementar el número de imágenes, poder acceder sin límites a múltiples perfiles, poder husmear en estos sin ser vistos… éstas son algunas de las funciones que las diferentes apps de citas permiten en sus versiones de pago.

Cada una de estas plataformas y webs usan su propio algoritmo para, en base a los perfiles creados, determinar qué persona puede gustar a otra. Por eso todas las webs de este tipo resaltan la importancia de ser muy sinceros a la hora de elaborar los perfiles. En algunas plataformas, ese cribado se realiza de una forma más exhaustiva. En otras, el cribado es menos exhaustivo. Lógicamente, las primeras tienen mayores posibilidades de dar a sus clientes lo que ellos buscan.

En la inmensa mayoría de este tipo de aplicaciones, la posibilidad de comunicarse con otros usarios de las mismas no se activa hasta que no se produce un cruce de “me gustas” o “likes”. Es decir: es casi indiferente que yo dé un like a tu perfil. Si tú no das un like también al mío, no será posible, en modo alguno, que yo me ponga en contacto contigo. Solo cuando tú des un like a mi perfil podré yo chatear contigo y, en base a ello, conocerte mejor.

Páginas para buscar pareja

Artículos relacionas

Aquí tienes algunos artículos que hemos publicado sobre este tema, te pueden ser de gran utilidad. Si deseas ver todos los artículos, accede a la sección completa sobre esta temática.

Una casamentera a precio de oro

Una casamentera a precio de oro
De las celestinas a las páginas de citas Si esta sección tiene algún sentido ese sentido radica en que puedas encontrar una serie de ideas y propuestas que, llegado el momento, te ayuden a ligar con una persona. En más de un artículo hemos venido repitiendo una serie de normas que deben cumplirse en todo ritual de se…

Consejos para ligar después de los cincuenta

Consejos para ligar después de los cincuenta
El mercado del ligar nunca cierra. Está abierto las 24 horas del día y durante los siete días de la semana para todos aquellos que deseen acercarse a él. Para poder traspasar sus puertas no es necesario mostrar salvoconducto alguno ni tener unas características especiales. Pueden entrar en él los rubios, los morenos, los pe…

Ten confianza en ti mismo

Ten confianza en ti mismo
Ten confianza en ti mismo La seguridad es una necesidad innata que toda mujer busca en un hombre. Puede que no puedas ofrecer seguridad física o financiera, pero lo importante es que ofrezcas seguridad emocional. Al identificar y centrarte en tu propósito, y mediante el fomento del desarrollo de las emociones posit…