Sexhop Online

Trucos de seducción

Lo hemos dicho alguna vez: en la seducción todo vale. Y la palabra todo es un saco sin fondo. En ella caben desde el intento de deslumbramiento desde un determinado estatus cultural o social hasta el empleo magistral de la galantería, pasando por el uso interesado de los celos. Ya hemos hablado en alguno de nuestros post de cómo los celos pueden servir de acicate a la hora de seducir a una mujer.

Hay personas a las que hay que encelarlas si las queremos conquistar. Esas personas están ahí, indiferentes a todos nuestros esfuerzos de seducción. Parece que no nos hacen caso. Parece que no tenemos ni la más mínima opción de conquistarlas. Parece, sólo parece. Y es que esas personas a las que nos referimos necesitan un estímulo que les quite la venda de los ojos y les haga ver que, aunque de manera momentánea, nosotros y sólo nosotros somos los hombres de su vida. Y ese estímulo de que hablamos acostumbra a ser el vernos, de golpe y porrazo, fijando nuestro interés en alguna otra persona. Si esa persona, además, pertenece a su círculo de amistades, el efecto del factor celos puede llegar a ser determinante.

Como hemos dicho, el uso interesado de los celos, el saber provocarlos, cabe en el saco sin fondo de los trucos de seducción. En ese saco sin fondo existe un truco que no debemos despreciar y que, como todos los trucos, hay que saber utilizar convenientemente: el de servirnos de algún tipo de autorretrato erótico para, con él, apelar a la libido de esa persona a la que queremos conquistar.

El envío de textos, vídeos o imágenes eróticas a través del móvil tiene un nombre: sexting. La práctica del sexting se ha convertido en una especie de moda. Hay estudios que sostienen que alrededor de la mitad de los mayores de 18 años utilizan o han utilizado el móvil para enviar o recibir material erótico. Saber cómo servirse de la técnica para, conseguida cierta intimidad o confianza con una persona, utilizar el sexting como forma de seducirla gracias al uso de autorretratos eróticos favorecedores es un conocimiento al que no debería ser ajeno ningún aprendiz de seductor.

A continuación vamos a dar una serie de consejos para realizar buenos y atractivos autorretratos eróticos.

¿Cómo hacer un autorretrato erótico?

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de realizar un autorretrato erótico es la finalidad de éste y la finalidad de la selfie erótica debe ser seducir. ¿Eso qué quiere decir? Que no se trata tanto de mostrar una imagen directamente obscena o explícita como de sugerir, de incitar, de crear en la persona que va a contemplar la fotografía la necesidad de ver algo más, de descubrir algo más de esa persona que se nos muestra en la fotografía.

En el caso de plasmar la sensualidad hay que tener en cuenta si quien va a mostrarse en la selfie erótica es un hombre o una mujer. Que la mujer tiene muchos más recursos a su alcance es algo casi evidente. Además, una fotografía erótica de una mujer siempre tiene más posibilidades de provocar un efecto positivo en un hombre que las que tiene una fotografía erótica masculina en una mujer. ¿Por qué? Porque las mujeres tienen muchos más recursos a su alcance (un maquillaje adecuado, lencería mucho más sugerente, muchos más accesorios…) y porque en el mecanismo de la excitación masculina desempeñan un papel mucho más importante los factores visuales que en el de la excitación femenina. Es decir: a un hombre le excita más una imagen erótica que a una mujer.

Se ha dicho en más de una ocasión: a la mujer se la seduce más por el oído que por la mirada. ¿Quiere eso decir que debemos renunciar al autorretrato erótico como instrumento de utilidad en el proceso de seducción? No. Pero sí que debemos utilizarlo correctamente ya que línea que separa lo sugerente de lo zafio puede ser muy fina. Por ejemplo: siempre resultará más efectivo y sugerente insinuar la erección bajo una toalla, unos boxers o un slip que mostrar una imagen del pene erecto.

En cualquier caso, si se quiere utilizar un autorretrato erótico como instrumento de seducción hay que tener en cuenta algunos de los siguientes consejos:

  • Potencia tus características más eróticas. Esto quiere decir, simple y llanamente, que procures mostrar aquella parte de tu cuerpo de la que te sientas más orgulloso/a.
  • Ten en cuenta que lo erótico se asocia a lo redondeado. Si eres mujer, lo tendrás mucho más sencillo. Cuentas con la redondez de tus pechos, de tus hombros, de tus glúteos o de tus caderas. En el caso de los hombres acostumbra a funcionar muy bien la redondez de los hombros o la de los glúteos.
  • Crea un ambiente adecuado para enmarcar la imagen. La creación de un ambiente adecuado para enmarcar una selfie erótica pasa por la utilización adecuada de las luces y las sombras y por el uso de aquellos muebles que te sirvan para poder, en el momento de la realización de la fotografía, adoptar una pose sensual. Escoger una buena silla, un sillón o una cama determinada pueden determinar, finalmente, el éxito de un autorretrato erótico.
  • Escoge una ropa interior atractiva. Es difícil que pueda resultar seductora un selfie erótica en el que se muestre una ropa interior que no lo sea.

Tenidos en cuenta todos estos factores resulta importante conseguir un óptimo estado de relax antes de realizar los autorretratos eróticos. Para conseguir ese estado de relax será capital el disfrutar de la privacidad necesaria. Una vez conseguida dicha privacidad, una música sensual puede ayudar a crear ese ambiente que nos va a permitir mostrarnos relajados y entregados a la única misión de transmitir, a través de una imagen, la idea de placer.

Trípode y pose

En el momento de realizar la fotografía resulta fundamental el contar con un trípode sobre el que colocar la cámara de fotos. Sólo gracias al uso del trípode podremos garantizar el encuadre deseado para nuestra selfie erótica. A la hora de determinar el encuadre y el enfoque de nuestro autorretrato erótico para seducción hay que tener en cuenta una serie de leyes que, en fotografía, se cumplen siempre. Una de ellas es capital y es que el contrapicado (la fotografía realizada desde arriba hacia abajo) sirve siempre para hacer parecer más grande aquello que se ha fotografiado. Algo que hay que recordar, sin duda, cuando hay que fotografiar según qué.

Corbatas y sombreros pueden servirnos para realzar la sensualidad de nuestro cuerpo desnudo. Éste, además, debe estar posando. Una determinada pose debe servir para realzar la sensualidad corporal. Los y las modelos profesionales lo saben bien. Por eso las mujeres suelen adoptar la posición de S: porque esa postura sirve para realzar pechos y nalgas. Por eso arquean la espalda o echan los hombros hacia atrás: porque realzan, también, los pechos. Por eso esas modelos alzan el mentón: porque estiliza el cuello. O sea, que ya sabes: si quieres utilizar un autorretrato erótico para seducir no te limites a tener en cuenta la iluminación y el lugar en el que vas a realizar la fotografía; ten en cuenta también la ropa que llevas y, por supuesto, no te olvides de meter barriga. La barriguita cervecera puede resultar, si lo quieres, entrañable, pero no resulta demasiado seductora.


Dejar una respuesta