Sexhop Online Caricias de enamorados

Briana Banderas nos presenta este artículo.

Briana Banderas es una chica apasionada. Si quieres conocerla personalmente, ver sus fotos o informarte de sus servicios, pincha en su foto o en el enlace siguiente: Caricias de enamorados.

Hoy vamos a probar con cosas nuevas: no hay prisa (no lo vamos a apurar), comerte a besos, fantasías y una nota sexual.

NO LO VAMOS A APURAR

¿Recuerdas tus primeros días sexuales? Los preliminares duraban y duraban, parecía que nunca se iba a acabar el mundo. Emocionante. Pero para muchas parejas, cuanto afianzan su relación, cuanto más tiempo están juntos: menos tiempo les dedican a los juegos previos.

Nuestro objetivo, en esta ocasión, es devolver algo de emoción a aquellos días iniciales. Lo mejor para romper la rutina sexual y así, extender toda la experiencia en el sexo. Esta nota de sexo os va a complacer y recordaréis algo de la emoción y el placer de tiempos de antaño.

Poner un tiempo, mínimo, para que el juego previo no se quede en nada.

Una vez estéis en el lío, no permitáis que el coito comience antes del tiempo estimulado. Puede parecer un largo tiempo comparado con las últimas veces que habéis estado juntos, pero es una buena manera de pasar el tiempo. Ya veréis que vale la pena la espera de practicar el coito.

Me encanta el sexo contigo, amor, pero recuerdo los primeros días en los que pasábamos jugando antes de practicar el coito. Por lo que te propongo algo, vamos a poner un tiempo lógico en el que sólo podremos realizar juegos eróticos, y luego, ya podremos realizar el coito. Esta noche, antes de hacer el amor, vamos a jugar cómo antes lo hacíamos. Verás que excitante nos resulta.

EL BESO RECORRIENDO TODO EL CUERPO

El beso podríamos considerarlo como la expresión más íntima de todas. Hazle saber que esta noche le vas a comer a besos, por todo el cuerpo. Le vas a besar desde los dedos de los pies hasta la parte superior de la cabeza, pasando por su pene, por su ombligo, por sus labios. Cuando llegue la hora, bésale su cuerpo desnudo. Bésale, mordisquéale, lenta y suavemente, deliberadamente …

Hoy, vamos a evitar la rutina que tenemos en el sexo. Deberíamos besarnos más todos los días, cariñosamente (y no estoy hablando de sexo explícito)

Quiero que te desnudes y voy a ir besando cada parte de tu cuerpo: en tus labios, en tu cuello, en tu torso, en tu entrepierna (pero no te voy a hacer sexo oral), en tus piernas, en tus pies … entonces, cuando recorra todas tus partes nos pondremos a dormir o, bien, haremos el amor (depende de la situación) En mi mente, ya te he empezado a besar.

ÚLTIMO MINUTO: NOTA SEXUAL 1

Cuando piensas en el sexo con tu pareja, en general piensas en cosas que te hacen sentir bien, que te gusta hacer. En parte, sabes lo que te gusta. Pero tal vez él tenga una fantasía o algo que pueda llegar a sorprenderos. La mayoría de nosotros tiene secretos ocultos que no nos gusta confesar. Esta vez tienes que dejar que llene el espacio en blanco. Aprende de él: si lo que dice suena extraño, o aburrido, no opines, aprende de esa idea y de que a él le fascina. Déjate llevar y disfruta de la aventura.

Dime algo que no sepa de ti. Cuéntame algo que no he pensado de tus fantasías o hayas visto en una película, o algo que haya intentado alguna vez y que te apetezca probarlo conmigo. Voy a complacerte, mi amor (sin rechistar ni poner ninguna pega)

ÚLTIMO MINUTO: NOTA SEXUAL 2

Hay momentos en que tu pareja está lista para que le atiendas físicamente, pero estás en medio de algo que, tal vez, él no quiere interrumpir. Por lo que, con su mente necesitada, le tienes que dar una notita. En esta nota tienes que proponerle un trato: hagas lo que hagas, tienes que dejarlo estar cuando él te de la nota sexual. Míralo de ésta manera: puede que pierdas lo que estés haciendo, pero a cambio tendrás relaciones sexuales con tu pareja … y ganarás puntos extras. ¡No está mal!

Sé, mi amor, en los que hay momentos en los que estoy ocupada tú estás caliente y te gustaría hacer el amor. Sé, que para no molestar no vienes a hacerme el amor. Te voy a dar un papel en dónde ponga: a canjear por un polvo. Guarda ésta nota para cuando tengas una necesidad urgente de sexo, dejaré lo que tenga entre las manos para atenderte. Sólo espero el momento en el que me digas: cariño, ¿vienes?


Dejar una respuesta