Sexhop Online

DETECTAR UN ESTAFADOR

Con internet hay gente que se lucran y siempre existe la posibilidad de que serás contactado por posibles estafadores. Algunos sitios web tienen una pestaña de denuncia, que puedes apretar si piensas que es spam o algún posible chanchullo: el equipo de administración se ocupa de investigar y si tienen algún conato de que existe tal estafa: no dudan en desactivar ese perfil. He estado en sitios donde no había noticias de estos supuestos estafadores, pero hay otros que nada más registrarme: tachan, el mail ya lo tenía en mi carpeta de entrada. Son fácil de detectar: un español incorrecto y con un parecido increíble a un traductor de medio pelo. Hay gente que no sabe escribir perfectamente, pero se nota cuando hay una posible estafa.

Alguna vez me encontré con algún caso de éstos. Es fácil reconocerlos y, sencillamente, le hacía preguntas sobre la ciudad dónde estaba (generalmente era la misma que la mía) Cuando tardaba un rato en contestar, pensaba que estaba haciendo alguna búsqueda rápida por google.

Otra cosa habitual es que en seguida te dan su email para mantenerse en contacto contigo (más que nada lo hacen porque saben que pronto los van a borrar del sitio y lo hacen para captar a posibles ingenuos en la red)

Este es un ejemplo de mensaje que me he encontrado en la bandeja de entrada de alguno de los sitios dónde estoy registrado:

Querido XXX, mi nombre es XXX y soy una muchacha joven y soltera. Estoy aquí para encontrar el amor de mi vida y he leído tu perfil y me ha gustado. Si quieres, te paso mi email y nos escribimos XXX@XXX.com. Espero noticias tuyas.

Tengo que explicar que las palabras parecen salidas de un traductor de internet y he modificado para que se entienda mejor (ya que hay muchas faltas de ortografía y gramaticales)

Se abren un perfil y envían el mismo mail (cambiando el nombre del receptor) a múltiples miembros de la página. Es una estafa y, finalmente, lo que piden es dinero.

Una vez, estuve hablando con una chica que decía que estaba en mi ciudad (a unos km de distancia) Estuvimos hablando vía email durante casi una hora y me dijo de quedar en mi casa. Lo único es que no tenía coche y no se podía desplazar (que si le hacía un ingreso de 20 euros cogía un taxi y vendría rauda a la cita) Me facilitó los datos de su cuenta y yo, ingenuo, le hice un traspaso de 20 euros. Los mails los respondía rápidamente, con un español muy malo (me explicó que estaba aprendiendo) Eran respuestas inteligentes. Tras el traspaso, ya no me contestó más. Las hay, también, que te piden recargas de teléfono. Es todo una estafa, si te piden dinero, no lo dudes: no sueltes ni un euro sin antes haberla conocido.

En fin, esa fue mi primera estafa real en internet y aprendí muy bien la lección. Eso se considera una estafa a corto plazo, las ha de todo tipo. Yo te recomiendo que no des nunca tus datos bancarios a nadie. A veces, las cosas son demasiado buenas para ser verdad.

No me gusta como los estafadores se aprovechan de gente que considero vulnerables. Aunque una vez, creí que era una estafa y, como me aburría, le di vidilla: resulto todo ser verdad y me quedé a cuadros.

En internet hay todo tipo de estafas: trabajos a doquier, que necesitas hacer un ingreso para arreglar papeles. Chicas del este, que te piden dinero para viajar a tu país, cobros millonarios que no pueden realizar y te piden que seas tú el intermediario quedándote un margen de beneficios. Hay miles y con una variedad increíble, pero en este caso estamos hablando de las páginas de citas en internet.


Dejar una respuesta