Sexhop Online

La importancia de la amistad

Nuestras relaciones con los demás son, en el fondo y según apuntan algunos estudios, el factor que determina nuestra felicidad. No sentirse solo y sentirse valorado y querido es necesario para sentirse feliz. Sintiéndose sola e infravalorada, una persona no puede ser feliz ni puede, en gran medida, gozar de un buen nivel de autoestima. Y un cierto nivel de autoestima, lo sabemos, es absolutamente imprescindible para ligar o para convertirse, a medio o largo plazo, en un experto seductor.

Difícil ligar siendo infeliz. Difícil ligar cuando se tienen esa carencia afectiva de la que hablábamos en el párrafo anterior. Difícil ligar cuando uno no se siente querido y valorado. Y para sentirse querido y valorado es necesario, ante todo, rodearse de una buena red de amistades.

La vida, en demasiadas ocasiones, conduce a las personas a ir perdiendo a sus amistades por el camino. Según un estudio, cada siete años perdemos a la mitad de nuestras amistades. Los cambios de trabajo, de residencia, de forma de vida, etc. hacen que sea así. Por eso es importante tener siempre bien “engrasada” la maquinaria de hacer amigos. Para ayudarte a ello queremos darte en este artículo una serie de consejos para hacer nuevos amigos.

Y es que hacer nuevos amigos, a partir de determinadas edades, no es sencillo. Por varias razones. Una de ellas, fundamental, es que el surgimiento de la amistad requiere de algo que no siempre se da: continuidad. Es decir: que dos personas pasen muchas horas juntas. En el colegio, en el instituto, en la universidad… en esos lugares se comparten muchas horas, y día tras día, con los demás, por eso son ámbitos ideales para el surgimiento de la amistad. Pero… ¿y cuando somos más mayores?, ¿dónde pasamos muchas horas al convertirnos en adultos? La respuesta es sencilla: en el lugar de trabajo. El lugar de trabajo no debe ser sólo el lugar al que acudimos para desempeñar una tarea que, al ser retribuida económicamente, nos permite ganarnos la vida. El lugar de trabajo es un lugar ideal para hacer nuevos amigos. Para ello, sin embargo, es necesario ir un poco más allá de la relación profesional.

Lugares donde hacer amigos

Más allá del lugar de trabajo, existen una serie de lugares que favorecen el surgimiento de nuevas amistades. Algunos de esos lugares serían los siguientes:

  • Una organización o un club. Estos lugares permiten que surja la amistad entre personas que, a priori, tienen unos gustos o intereses comunes. Centros religiosos, clubs de ciencias, banda musical, un grupo de costura, un coro, una academia de cocina, un grupo de baile, uno de idiomas, de videojuegos, de ajedrez, de pastelería… cualquier lugar puede ser bueno para hacer nuevos amigos.
  • Un equipo deportivo que no sea demasiado competitivo.
  • Una ong o grupo de trabajo voluntario.
  • El parque, si tienes mascota. Mientras las mascotas de dos personas se olisquean y corren de aquí para allá esas dos personas, tarde tras tarde, pueden ir estrechando lazos de amistad.

Más allá de estos lugares físicos, el desarrollo de la red de internet y el surgimiento de diversas aplicaciones permite la creación de grupos de personas con aficiones afines y la organización de eventos (meetups) en los que estas personas pueden juntarse, compartir gustos y aficiones e intercambiar experiencias. No hace falta decir que los meetups son, también, ocasiones excelentes para hacer nuevos amigos. Nuestro consejo, si decides apuntarse a este tipo de eventos para hacer nuevos amigos, es que optes por apuntarte a meetups pequeños, de entre 5 y 15 personas. En los grandes meetups es difícil hacer nuevos amigos, sobre todo si es la primera vez que acudes a alguno y hay grupos ya más o menos formados y establecidos.

Al igual que los meetups, también los eventos de couchsurfing, los foros especializados, los grupos de Facebook o los de Linkedin, entre otros, son un buen lugar para hacer nuevos amigos.

Sobre la creación de vínculos

Una vez que has escogido el lugar en el que deseas hacer nuevos amigos, debes tener presente que el primer requisito para hacer nuevas amistades es crear vínculos con los demás, compartir cosas con ellos. Después de todo, lo que vincula, une. Dos personas pueden sentirse cercanas la una a la otra por muy distintos motivos. Por haberse criado en el mismo barrio, por ejemplo. O por tener abuelos de la misma región. O por creer, ambas, en el horóscopo. Hay estudios al respecto.

Lo importante, pues, a la hora de hacer nuevos amigos es crear vinculación. Para ello es necesario que, cuanto antes, se busquen puntos en común. Para ello, nada mejor que hacer girar la conversación alrededor de temas que sirvan para generar emoción. Entre dichos temas podemos destacar los hobbies, la familia, la infancia, la música, el lugar de nacimiento, un determinado arte, etc.

Cuando se habla de temas que puedan generar emoción para iniciar una nueva amistad hay que tener presente que el compartir emociones negativas también une. Si dos personas detestan lo mismo (determinado actor, determinado político, determinado equipo de fútbol…), es fácil que compartiendo ese sentimiento negativo acaben estableciendo un cierto vínculo de amistad.

Para hacer nuevas amistades es necesario también plantearse las conversaciones como un método fantástico de estrechar lazos. Con demasiada frecuencia convertimos las conversaciones en simples partidos de squash. En ocasiones, hay que ahondar en lo que la otra persona nos dice para, así, demostrarle que nos interesa (eso siempre resulta halagador y funciona muy bien como anzuelo). Por ejemplo, si alguien nos dice que es enfermero/a, no dejemos pasar esa información como un simple dato. Para hacer nuevos amigos es importante desenfundar, como en este caso del que hablamos, la pregunta “¿por qué?”. Si le preguntamos a esa persona que dice que es enfermero7a por qué decidió serlo estaremos favoreciendo la creación de ese vínculo que quizá pueda derivar hacia un vínculo de tipo amistoso.

En resumen, hacer nuevos amigos implica, en cierto modo, seducir a personas. Y para ello se deben poner en práctica una serie de consejos de los que ya hemos hablado en otros artículos de ObjetivoLigar y que son los siguientes:

  • Cuando converses con una persona, mírala a los ojos y esboza una sonrisa.
  • No entrecierres los ojos, ni cruces los brazos, ni muestres una actitud aburrida o distante.
  • Muestra cuanto antes que eres una persona sensible y vulnerable. Eso ayudará a la otra persona a sentir que te estás confiando a ella y eso puede servir para generar empatía y para que la confianza empiece a ser mutua. Para mostrarte vulnerable puedes hablar de tus sueños de infancia, del poso que dejó en ti una relación pasada, de tus relaciones familiares, de tus preocupaciones, etc.
  • Pregunta a la otra persona (aunque de un modo sutil e inteligente, no de una forma directa) por sus emociones.

A la hora de intentar hacer nuevos amigos hay que evitar el cometer una serie de errores que acostumbran a ser muy habituales. Dichos errores son:

  • Centrar el interés en una sola persona.
  • Esforzarse en parecer quien no se es.
  • Empeñarse en sonreír siempre. Las personas tendemos a desconfiar de quien se nos muestra excesivamente optimista y feliz.

Teniendo en cuenta todos estos factores, seguramente te resultará relativamente sencillo hacer nuevos amigos. Aunque pueda no parecerlo, hay mucha gente necesitada de amistad. Una vez haya brotado esa nueva amistad, sólo será necesario mantenerla. Aunque eso, en todo caso, sería materia para otro artículo.


hacer nuevos amigos
Etiquetas:

Dejar una respuesta

10 + uno =