Sexhop Online

Al igual que hay amantes de la caza a los que les gusta echarse al campo solos y los hay que prefieren participar en una batida, también hay hombres que, a la hora de salir a ligar, prefieren hacerlo en solitario, escopeta en la mano y morral al hombro, y hombres que optan por salir a ligar en grupo. ¿Qué es mejor? Partiendo de la base de que no existe una técnica para ligar mágica y perfecta y de que lo que un día y con una persona en concreto funciona o ha funcionado no tiene por qué funcionar en otro momento y con otra persona, hay expertos en el arte de ligar que consideran que es más sencillo ligar en grupo que hacerlo de forma individual. ¿Por qué? Los motivos y argumentos que dan son muy variados y en este artículo queremos recogerlos al tiempo que queremos darte una serie de consejos básicos para ligar en grupo.

Las ventajas de ligar en grupo

Muchos hombres piensan que ir a ligar en grupo tiene un riesgo: que el amigo guapo (siempre hay un amigo más guapo que nosotros y que es el que acarrea la fama de ligón) se quede precisamente con aquella persona en la que hemos fijado nuestra mirada. Ese riesgo, de hecho, existe, pero salir a ligar en pandilla con un amigo guapo tiene también sus beneficios. El principal de ellos es, sin duda, que ese amigo guapo puede servir como reclamo. El amigo guapo debe servir de cebo. Como a un panal de rica miel, a él acudirán varias candidatas a ser la elegida. Ante ese hecho, nosotros, simples mortales amigos del guaperas de turno podremos hacer dos cosas. Una: fijar nuestra atención y nuestro esfuerzo seductor precisamente en aquella mujer que haya permanecido inalterable ante la presencia del guapo (haberlas, haylas). O dos: dedicar nuestros esfuerzos a conquistar a aquella mujer que, habiendo acudido imantada a los efectos del guapo, haya resultado derrotada en el proceso de selección que el guapo siempre tiene el lujo de realizar. Esta mujer, con el sentimiento de derrota a flor de piel, puede querer desquitarse con un éxito, aunque sea menor. Y ese éxito “menor” de ella podemos ser, precisamente, nosotros. Si optamos por este segundo camino debemos aparcar el orgullo, actuar con inteligencia y no sentirnos en modo alguno eso que antes se llamaba segundo plato y que ahora, con un lenguaje más aséptico, tendemos a llamar plan B. ¿Qué nos importa si para ella somos su plan B? Lo que nos debe importar es que, al acabar la velada, ella esté con nosotros.

El aspecto tratado en el párrafo anterior tiene también su cara B. Y es que, del mismo modo que en un grupo siempre hay alguien más guapo que nosotros, lo más normal es que haya, también, alguien más feo. De eso, claro, debemos encargarnos nosotros. Para ello hay que hacer examen de conciencia y ser absolutamente sinceros con nosotros mismos. Si, mirándonos al espejo y mirando a nuestros amigos, comprobamos que somos los más feos, renunciemos a intentar ligar en grupo pues podemos salir lastimados en nuestra autoestima. Para ligar con los amigos hay que buscar un grupo de ellos en el que, al menos, haya alguien más feo que nosotros. A la hora de ser contemplados por segundas personas el contraste nos beneficiará.

Otro de los factores positivos que suelen citarse cuando se habla de ligar en grupo es el de que siempre existe en celestino vocacional, esa rara avis que intenta por todos los medios “colocar” a sus amigos, ese individuo que, con un sentimiento del coleguismo rayando en lo sectario, hará todo lo que esté en su mano para emparejarnos. A la hora de ligar no hay que desaprovechar ayuda alguna. Y la de ese amigo con alma de conseguidor no es una excepción.

Un valor de gran importancia a la hora de ligar es el que tiene que ver con la confianza. Tener confianza es fundamental a la hora de seducir a una mujer. Hemos hablado de ello en más de un artículo. Sin confianza ni seguridad en uno mismo es muy pero que muy difícil conquistar a una mujer. El salir a ligar en grupo puede servir para reforzar una confianza que puede ser excesivamente quebradiza cuando se sale en solitario. El grupo cumple una doble misión de escudo y catapulta. Por un lado, protege nuestras debilidades; por el otro, espolea nuestras fortalezas. En grupo, además, es más fácil tomar esa copa que va a darnos el puntito de valor necesario para dar ese primer paso que siempre es necesario para ligar. Del efecto desinhibidor del alcohol ya hemos hablado en algún artículo de este blog. De la necesidad de beber con precaución, también. Uno de los riesgos de salir a ligar en grupo es precisamente ése: que se nos vaya la mano a la hora de beber alcohol. En ese sentido, pues, hay que ser muy precavidos. Después de todo… ¿quién quiere ligar con borrachos?

Otra de las ventajas de salir ligar en pandilla es que la pandilla puede servir, en un momento dado, como puerta de escapatoria. Y es que, como dice el dicho, no necesariamente es oro todo lo que reluce y, así, la chica que a primer golpe de vista nos había llamado la atención puede luego, perfectamente, dejar de interesarnos en las distancias cortas. Por lo que sea. Si se está solo, es más difícil separarse y decir adiós (sobre todo si nos ponemos a pensar en los sentimientos de esa chica y en cómo puede sentirse si nos marchamos). En grupo, ese adiós es más fácil. Las coartadas que ofrece un grupo son múltiples y, comúnmente, muy efectivas.

Consejos para ligar en grupo

Teniendo en cuenta todas estas ventajas de salir a ligar en grupo vamos a darte una serie de consejos para que no metas la pata de buenas a primeras. Esos consejos son los siguientes:

  • No intentes ligar de buenas a primeras con la más fea (o, por decirlo con palabras suaves, con la menos agraciada). Eso da mala imagen. Las chicas se harán de ti una imagen de “tío que va a lo fácil” y eso, sin duda, no sirve para ligar.
  • Estudia mínimamente el grupo de chicas al que os acerquéis para ver qué rol desempeña cada una de las chicas en ese grupo. Del mismo modo que en tu grupo de amigos cada uno de vosotros tiene un rol determinado, en ese grupo habrá chicas que desempeñen uno y chicas que desempeñen otro. Una vez hayas realizado ese estudio sabrás cómo dirigirte y comportarte con cada una de ellas.
  • A la hora de interactuar con la chica que te interesa debes tener en cuenta tres principios básicos. El primero se basa en escucharla. El segundo, en intentar aportar algo a la conversación. El tercero, en dirigirse a ella pero también a la que parezca su amiga más íntima y esté junto a ella. Un cierto nivel de competencia entre ellas (ese nivel de competencia puede existir aunque ellas no se den cuenta) jugará a tu favor y, como siempre decimos, a la hora de ligar no hay que desaprovechar ventaja alguna. Después de todo, de cualquier mínima ventaja puede depender, al final, que liguemos o no.

Si optas finalmente por salir a ligar en grupo, ten en cuenta estos consejos y también los diferentes aspectos de los que hemos hablado en este artículo que, esperamos, te facilite el alcance de tus objetivos.


Dejar una respuesta