Sexhop Online

El movimiento se demuestra andando

Leerás muchos consejos sobre cómo conseguir a una chica. Son muchos los manuales de seducción existentes en el mercado y cada vez más las páginas que te van a guiar en esa aventura de seducción y conquista que es todo ligue. Hay un consejo, sin embargo, que debería figurar grabado en oro en tu memoria. Ese consejo se resume en la siguiente frase: “el tipo de consigue a la chica es el chico que se mueve, nunca el que se queda quieto”.

¿A que este consejo parece de Perogrullo? ¿A que parece algo obvio? Pues, aunque pueda parecerte mentira, son muchos los chicos que lo pasan por alto. O, si no lo pasan, se amparan en cualquier excusa para no moverse intentando ocultar así su miedo al rechazo. Tú puedes ser uno de esos chicos. O haberlo sido. Nada peor que saltarse ese precepto a la hora de ligar. El movimiento puede llevar al ligue; la quietud e inacción, al fracaso más absoluto. Ligar no es poner un cepo y esperar que la persona caiga en él por azar. Ligar es perseguir y llevar a la presa hasta nuestra madriguera.

Parejas disparejas

Seguramente, en muchas películas, y hasta en la vida real, has visto a hombres de aspecto muy normal siendo parejas de mujeres hermosas y despampanantes. Quizás el observar esas parejas disparejas en la vida real te ha llevado a pensar que el hombre tiene dinero o que es un estafador profesional. Esto, debes saberlo, no tiene por qué ser precisamente así. ¿Cómo consiguió entonces ese hombre a esa chica?, te preguntarás. ¿Utilizó la hipnosis? ¿Alguna pócima mágica tuvo que ver en ello? No. Simplemente se movió. Lo pidió. No se dejó intimidar por una mujer guapa.

Si te paras a mirar, observarás que hay muchas parejas disparejas circulando por ahí, hombres en apariencia anodinos acompañando a hermosas mujeres. Es de estos hombres de los que debes aprender si quieres ligar. Ellos vencieron sus inseguridades, no se pusieron límites y, sobre todo, comprendieron algo que es determinante a la hora de triunfar en la seducción: la mayor parte de las mujeres quieren casarse y tener hijos y ese deseo se impone a cualquier tipo de espera. Una mujer no puede esperar por siempre al hombre perfecto. Además: las mujeres saben de sobras que el hombre perfecto no existe. Ellas, puestas a valorar, valoran más al hombre que quiera ayudarlas en la crianza de los hijos. Muchas de ellas lo que buscan en el fondo no es el amor de su vida, sino un posible padre para esos hijos aún no nacidos que ellas sueñan con tener un día. ¿Por qué no puedes tú ser ese hombre?

Sinceridad y decisión

No es necesario que finjas ser el que no eres para ligar. Ya sabemos que hay hombres que van por la vida de artistas, de vírgenes, de millonarios o de lo que sea; pero lo más recomendable es ser siempre uno mismo y, por supuesto, dar pasos normales orientados a ligar. Invitar a una cena o preguntar si le apetecería ir al cine o al teatro o buscar algún tipo de actividad compartida serían algunos de esos pasos. Quizás esa cita no termine en nada en un primer momento, pero servirá para establecer un contacto. Quizás en posteriores citas sí suceda. O quizás no. ¿Qué importa eso? Lo importante es no desgastar a la chica, no insistir demasiado para que ella siga quedando contigo. Es preferible dejarle claro de buenas a primeras que estás disponible. Como acostumbra a decirse, “el no ya lo tienes”. Sin propuesta no hay sí a la hora de ligar.

Por otro lado, piensa que los millonarios no están ahí, colgando de los árboles, esperando que una mujer hermosa venga a recogerlos. Los millonarios se mueven en círculos muy concretos y es en esos círculos en los que se relacionan. No siempre Richard Gere busca una prostituta y contacta con Julia Roberts. Pretty Woman, después de todo, no deja de ser una película. ¿Qué quiere decir eso? Que el número de mujeres a las que los millonarios tienen alcance está limitado por su condición social y económica y, lo que es más importante: no todas las mujeres bellas del mundo se mueven en esos círculos. Hay infinidad de mujeres bellas que nunca conocerán a ningún millonario y que, por tanto, no podrán incluir a éstos en la lista de futuribles padres de sus hijos. Estas chicas hermosas seleccionarán entre los chicos que, como tú, se muevan en su mismo y terrenal círculo social. Por eso es importante que te muevas. Porque ella, seguramente, está esperando que algún chico haga un movimiento hacia ella.

Hay muchas mujeres atractivas y guapas que se quejan de que los hombres apenas se atreven a acercarse a ellas. Conscientes de su belleza, ellas saben que es esa misma belleza la que acobarda a muchos hombres y los disuade estúpidamente de no intentar una conquista. Si quieres ligar con una mujer guapa, no seas nunca uno de esos hombres. Cualquier día puede sonreírte la fortuna pero para ello deberás dar un paso al frente y presentar tu candidatura, a pecho descubierto, ante esa hermosa mujer que permanece a la espera. Sólo sabrás si eres tú el elegido si das ese paso. Piensa en todo lo que tienes a ganar y en lo que pierdes si recibes un “no” por respuesta. Sinceramente, el “no” no te hace perder nada. Seguirás siendo el que eras y teniendo lo que tenías. Pero el “sí” puede hacerte ganar mucho. ¿No crees que esa posibilidad justifica todo intento de seducción?


Dejar una respuesta