Sexhop Online Ligar con chicas

Vivian nos presenta este artículo.

Vivian es una amante sin complejos. Si quieres conocerla personalmente, ver sus fotos o informarte de sus servicios, pincha en su foto o en el enlace siguiente: Ligar con chicas.

Lugares para conocer mujeres.

- En la calle, en la playa, en el trasporte público … aunque parezca extraño y nadie lo hace: en el trasporte público es difícil. Es difícil, pero gratificante a la vez. En la calle, conseguirás conocer a chicas normales ya que los fines de semana, las mujeres que frecuentan discotecas van a otra cosa. Puedes encontrar a chicas que no les gusta pisar un club nocturno: estudiantes, mujeres artísticas o con alguna carrera. Y estas, les gusta pasear tranquilamente, solas y sin ser perseguidas por algún borracho en alguna discoteca. Es más fiable tener una relación con una chica que pasea sola por la calle que tener una relación con una chica que se pasa el día bailando en una discoteca.

Sólo de esta lista se puede ver que hay una gran variedad de diferentes lugares donde poder conocer a mujeres y siempre encontrarás tu sitio especial ideal. Siempre puedes encontrar a una chica con coletas y gafas, pero recuerda que si se arregla un poquito, puede ser una gran opción para ti. En general, los lugares más idóneos para ligar no son los del fin de semana, son los más normales y corrientes: es mejor opción: ¡ya lo verás! Sólo tienes que saber elegir.

Cuando comienzas una conversación con una mujer nueva, se conoce como la apertura de una conversación. Por lo tanto, la manera de empezar una conversación se conoce comúnmente como un abridor.

Unos conceptos básicos sobre el empleo de las técnicas:

- Evite la apertura frontal completa. Cuando un hombre se abre a una mujer hay que evitar abrir la apertura frontal con ella ya que puede parecer abrumador para ella. En lugar de eso, obsérvala de lado o por encima de tu hombro, girando hacía ella y así ganarás su atención. Imagina que si la miras directamente en la calle, ella se puede sentir ruborizada y agachará la cabeza para mirarse los pies. Es más eficaz pasar por el lado y seguirla con la mirada.

- Evitar la apertura de la parte posterior. Del mismo modo que puede parecer demasiado agresivo, la apertura de la parte posterior puede ser sorprendente. Siempre que alguien te toque la espalda o, peor aún, te empiece a hablar sin que tú sepas quien es … es desconcertante y no muy agradable. Evita esta situación.

- Abrirse de cara a ella. En otras palabras, hacer que ella te mire de frente. Esto se puede hacer simplemente con entrar en su proximidad, comúnmente es tocarla ligeramente (antes de mirarla). Cuando las mujeres te miran primero y tú le respondes a su mirada, inconscientemente, es como si respondieses a su llamada. Si nos fijamos en ella primero, se pueden sentir como un objeto de deseo. Una forma común de apertura previa a una chica es colocarse al lado de ella, cuando estés a su lado golpéale, ligeramente y suavemente, en el brazo y gira la cabeza si notas que ella se ha vuelto hacia ti: si es así, vuestros ojos se clavarán en una mirada.

- Pedir disculpas. Por lo general, no es bueno pedir disculpas ante un encontronazo: “lo siento” o “perdón” o “disculpa” en general, no es buena idea cuando empiezas a relacionarte con una mujer. Mantén las distancias con las disculpas (es como si tuvieras la peste). Cuando un hombre se disculpa primero, está comunicando a una mujer que se siente como si estuviera interrumpiendo algo y eso no es lo que quieres que ella note. Tienes que ser fuerte y demostrarle que es importante esa comunicación. Si le demuestras eso, conseguirás que ella piense que eres fuerte.

- Bloqueo en la mayor brevedad posible. Por ejemplo: si hay tres personas hablando y uno de ellos se inclina hacia atrás, apoyándose en la pared, en frente de los otros dos: es que está bloqueado. Puedes desbloquearte fácilmente entrando de nuevo en la conversación o dirigiéndote hacía un grupo de chicas sentadas y, cuando se levante una, aprovecha para sentarte tú. Sonríe al nuevo grupo y di algo ingenioso: “le robe su asiento ya que estaba cansado”.

Revisa estos apartados, especialmente si eres nuevo en este aspecto y no tienes mucha iniciativa y asegúrate de que estás siguiendo los pasos anteriores con asiduidad. Si practicas a menudo con los anteriores ejemplos, notarás grandes cambios en tu vida. Una vez los hagas, reconocerás que hay diferentes maneras de dar el paso para iniciar una conversación: y si los practicas, verás que cada vez resulta más fácil hacerte con ellos.


Dejar una respuesta