Sexhop Online Ligar con chicas

Lorena nos presenta este artículo.

Lorena es una feroz loba en la cama. Si quieres conocerla personalmente, ver sus fotos o informarte de sus servicios, pincha en su foto o en el enlace siguiente: Ligar con chicas.

El concepto de psicología inversa

Hemos hablado en este blog largo y tendido sobre la Psicología. Incluso hemos dedicado un artículo en exclusiva a la utilidad que tiene la Psicología a la hora de ligar. Hoy vamos a dar una vuelta de tuerca al tema haciendo referencia al concepto de psicología inversa y a cómo ésta nos puede ser muy útil a la hora de ligar.

El concepto de psicología inversa fue acuñado por el psicólogo conductista Viktor Frankl. Al acuñar este término, el psicoanalista austríaco ponía nombre a una técnica psicológica consistente en defender una creencia o conducta contraria a la deseada. Con ello, lo que se consigue es hacer que un sujeto actúe de la manera que realmente se desea, es decir: de una forma contraria a la que se sugiere. Frankl también llamó a la psicología inversa "intervención paradójica", algo que tiene aplicación a muchas facetas del comportamiento humano, incluyendo entre ellas el marketing y la publicidad y, por supuesto, la seducción.

La técnica de la psicología inversa se basa en un fenómeno psicológico que recibe el nombre de reactancia y que hace referencia a la tendencia que tenemos las personas a experimentar una reacción emocional opuesta a ser persuadido y guiado por las leyes que la sociedad impone. La reactancia, pues, tiene que ver con cierto espíritu de rebeldía que nos gusta, de un modo a menos inconsciente, cultivar. Así, desafiar a hacer justamente lo contrario resulta más efectivo, para la persona que plantea el desafío, que simplemente pedir.

La técnica de la psicología inversa se aprovecha de este fenómeno psicológico que hemos descrito en el párrafo anterior. De hecho, la psicología inversa es, según demuestran muchos estudios, una de las formas de persuasión más comúnmente utilizada por la gente, tanto de forma consciente como, en la mayor parte de los casos, de forma inconsciente.

¿Cómo utilizar la psicología inversa?

Una vez que sabemos lo que es la psicología inversa, debemos aprender cuándo y cómo utilizarla.

Lo primero que hay que tener presente a la hora de utilizar de manera consciente la técnica de la psicología inversa es que, por regla general, las personas responden mejor a la petición directa que a otro tipo de tretas; pero hay situaciones en las que las personas pueden mostrarse más reacias a atender a nuestras peticiones o sugerencias bien sea porque sean personas muy testarudas, con un nivel de autoconfianza muy alto o con mucho ego; bien porque se encuentren viviendo un momento marcadamente emocional; bien porque esas personas saben lo que tienen que hacer para alcanzar su objetivo pero necesitan, por decirlo de algún modo, un empujón para hacerlo.

Para que la técnica de la psicología inversa funcione, la otra persona debe sentir en todo momento que tiene el control, que es libre y que nadie la presiona. Teniendo esto siempre presente, podremos utilizar la técnica de la psicología inversa de la siguiente forma:

  • Rindiéndonos en una discusión y dándole la razón a la otra persona. Ésta, muy probablemente, constatará que sólo quería ganar la discusión y, al constatar que este hecho tenía poco que ver con lo debatido, se sentirá mal y, muy probablemente, acabará realizando lo que deseábamos que realizara.
  • A la hora de discutir, cambiar lo que se estaba sosteniendo hasta un determinado momento por lo contrario poniendo el mismo énfasis al hacerlo.
  • Provocando al ego de la otra persona. Esta forma de utilizar la técnica de la psicología inversa sólo debe ser utilizada cuando la persona a la que desafiamos tiene un nivel de autoestima muy alto y mucha confianza en sí misma.
  • Creando misterio.
  • Ofreciendo opciones alternativas para que la otra persona sienta que su libertad es mayor y su capacidad de elección también.
  • Muestra el lado bueno de las cosas para, de ese modo, despertar en el otro la atracción hacia eso que tú dibujas de una manera tan positiva.

Psicología inversa para seducir

Todas estas formas de utilizar la psicología inversa pueden resultar muy útiles en el mundo de la publicidad y el marketing, pero… ¿y en el de la seducción? ¿Cómo utilizaríamos la psicología inversa para conquistar a alguien?

A la hora de utilizar técnicas propias de la psicología inversa para seducir a alguien hay que tener presente que dichas técnicas pueden ser útiles en algunos casos y en otros no. De hecho, en algunos de esos casos pueden resultar ofensivas. No en vano, las técnicas de la psicología inversa establecen fuertes estructuras de poder entre la persona que las aplica y la persona sobre la que se aplica.

Para que la psicología inversa funcione es necesario que se cumpla un requisito: que exista una mínima atracción previa entre los dos. Sin esa atracción previa no tiene sentido el uso de las técnicas de psicología inversa. Sólo cuando ha existido ese primer chispazo puede confiarse en el éxito de este tipo de técnicas.

De entre las técnicas de psicología inversa para ligar podemos destacar las siguientes:

  • Aparentar que no se tiene mucho interés en lo que la otra persona nos ofrece. Es decir: relativizar ese interés por lo suyo haciéndose un poco el distante / la distante.
  • Plantear un reto. Por ejemplo: invitas a una chica a un evento y te dice que no puede ir. No supliques. Relativiza la desilusión de que no vaya contigo y di algo así como “no te preocupes, conozco a alguien a quien creo que puede gustarle este tipo de eventos”. Otra buena forma de plantear un reto es provocar los “celos” (aunque sean celos amistosos) de esa persona hablándole bien de otra persona.
  • Finge aburrimiento en su compañía. Lo que conseguirás, si esa persona se siente mínimamente atraída por ti, es que se esfuerce en entretenerte y en hacerte la vida más feliz.
  • Dile que salga con sus amigos/amigas. Muy probablemente, esa persona a la que quieres conquistar utilizando la psicología inversa intentará quedarse contigo.

Esperamos que estas técnicas te sirvan para conquistar a la persona que deseas. Eso sí: ten siempre presente que las técnicas de psicología inversa sólo funcionan cuando existe una atracción previa o un “chispazo” inicial. No intentes aplicar estas técnicas cuando aún no existe ese mínimo de atracción inicial. Hacerlo sería, sin duda, letal para tus intereses.


Psicología inversa

Dejar una respuesta