Sexhop Online

Exigencias de la mujer

No te desvelaremos nada nuevo al decirte que el nivel de la exigencia en algunas mujeres puede ser muy alto. Hay mujeres (no te llames a engaño) que rechazarán ir contigo sólo porque no llevas el zapato adecuado, o porque tu coche le parece poco glamuroso, o porque, directamente, tu físico no está a la altura de sus expectativas. No te preocupes. Siempre habrá mujeres que se nieguen a prestar atención a quien no sea un galán de cine, un empresario de éxito o el último pichichi de la Liga. No pierdas el tiempo intentando conseguir la atención de este tipo de mujeres. Bórralas de la lista de tus objetivos. Ellas juegan en otra división diferente a la tuya. Toma aire, infla tus pulmones de autoestima y grítate a ti mismo que ellas se lo pierden. Como decía el viejo refrán, de tanto querer alcanzar el sol es muy probable que estas mujeres se pierdan la maravilla de las estrellas.

Borradas esas mujeres de tus objetivos, piensa en algo que debe llenarte de esperanza: la mayor parte de las mujeres no son, por fortuna para todos nosotros, tan delicada y ridículamente exigentes. Ahora bien, apúntate algo y tenlo siempre presente. Que no sean tan delicadas y exigentes como esa minoría de la que hemos hablado no quiere decir, ni muchísimo menos, que lo toleren todo. Hay líneas rojas, especialmente en el tiempo de conocerse, que no deberías traspasar.

Como ya sabrás, la primera impresión marca de una manera determinante la mayor parte de las relaciones entre las personas. Para que la primera impresión que una chica objetivo de tu estrategia
de seducción no sea tan negativa como para imposibilitarte cualquier éxito futuro hay una serie de errores que no debes cometer. Los que vamos a reseñarte a continuación serían algunos de esos errores al ligar que no deberías cometer.

Errores al ligar

  • A las mujeres no les gusta la mala higiene. La mala higiene de una persona resulta desagradable para otra (¿no te sucede eso a ti respecto a la higiene de los demás?) y esa higiene deficiente no sólo incluye el hecho de llevar una ropa sucia o andrajosa. También incluye unas uñas deficientemente cuidadas o un cabello sucio o con un corte de pelo descuidado.
  • A las mujeres tampoco suele gustarles que eructes delante suyo. No importa que a una mujer le haga gracia su propio eructo. Seguramente es algo que tiene reservado para su más estricta intimidad. Si se te escapa uno, discúlpate de inmediato y cambia de tema inmediatamente. Que el eructo no se convierta en una roca en mitad de vuestra conversación.
  • No seas presumido. La jactancia puede resultar muy cargante para una persona y esos un muy común error al ligar. La gente pretende adornarse para “venderse” mejor a los demás. En el fondo, en el fondo, la jactancia puede ser, contra lo que puede parecer, un signo de inseguridad.
  • Algo que tampoco pueden soportar las mujeres es que intente conquistarlas alguien que haya abusado del alcohol y, en el momento de la seducción, se encuentre en estado de embriaguez. Tomar copas para adquirir el valor necesario para dar el paso de intentar conquistar a una mujer no suele ser una buena técnica de acercamiento. Éste suele ser uno de los más frecuentes errores al ligar. Antes de cometerlo, tómate un café bien cargado, intenta que disminuya tu nivel de embriaguez y, en caso de que esto no suceda, márchate a tu casa y aplaza tu intentona de ligar.
  • No grites. Elevar la voz más de la cuenta para intentar, así, atraer la atención de esa mujer que se ha convertido en tu objetivo es uno de los errores al ligar que suelen cometerse cuando se mantiene una conversación en grupo.
  • Por supuesto: mantén alejadas tus manos del cuerpo de la mujer que quieres conquistar hasta que ella no emita señales de que desea ser tocada y levanta sus barreras a ese respecto. Entendemos que tus manos quieran abalanzarse sobre la tentación de sus pechos o su culo, pero si las tuyas avanzan hacia tan sugerentes territorios es más que probable que la suya, con una fuerza inusitada, impacte sobre tu rostro. Nunca una bofetada ha sido señal de que el proceso de ligar avanza por buen camino. Más bien indica lo contrario: que se ha producido un error al ligar.
  • Si eres rechazado, no faltes al respeto a quien te ha rechazado. Como en el juego y en el deporte, hay que saber perder.
  • No introduzcas temas demasiado íntimos o delicados si aún no existe confianza entre vosotros. Hablar directamente de vuestras prácticas sexuales o inquirir sobre ellas es un gran error al ligar. No hay que pasarse de abierto ni de desacomplejado. ¿Cómo puedes estar seguro de que ella lo es?
  • No intentes ser cansinamente cómico. Es decir: no imites sonidos de animales, no imites acentos, no cuentes chistes… Quizás uno pueda tener gracia. Si la chica hubiera querido escuchar chistes es muy probable que se hubiera quedado en casa viendo El Club de la Comedia en lugar de salir de ella para quedar contigo.
  • No corrijas a la chica. Nadie soporta una corrección de nadie que no tenga un nivel de confianza muy alto. ¿Vas a perder la oportunidad de ligar porque le recrimines su forma de pronunciar una determinada palabra o su manera de manejar el tenedor?

Ten todos estos consejos en cuenta. A veces los nervios nos hacen incurrir en algunos de estos errores al ligar. Si durante el encuentro te das cuenta, pide disculpas y no te detengas sobre ellos. Si intentas justificarlos los harás más grandes. Intenta corregirlos para un próximo encuentro. Que sea con la misma chica o no dependerá del nivel de exigencia de la misma. Ese nivel no lo conocerás hasta que no quedes con ella.


Etiquetas:

Dejar una respuesta