Sexhop Online

Apps para ligar y no

La imaginación del seductor no tiene fronteras. Tampoco las tiene la inventiva del necesitado. Quien necesita verdaderamente algo busca por todos los medios la manera de conseguirlo. Para ello resulta imprescindible desembarazarse (metafóricamente, claro) de todas aquellas personas que persigan el mismo objetivo (único o escaso) que nosotros perseguimos. Aquél que quiera ligar sirviéndose de las nuevas aplicaciones para móvil u ordenador ya sabe que hay un amplio catálogo de apps destinadas a facilitar el contacto con personas que están buscando pareja. En algunos de nuestros artículos hemos hablado de esas apps y hemos proporcionado una serie de consejos sobre cómo usar las apps para ligar para disponer de mayores posibilidades de éxito. Pero el ligar es, en cierto modo, como el pescar. Si echas las redes o el anzuelo en un punto, tendrás “x” posibilidades de triunfo. Si las echas en 5 puntos distintos, tus opciones de éxito se multiplicarán por 5.

Exactamente eso es lo que han pensado todas las personas que, echando mano a la imaginación, intentan ligar sirviéndose de aplicaciones que no fueron creadas específicamente para posibilitar el establecimiento de relaciones íntimas. Más allá de las prestaciones que ofrecen apps como Tinder, Badoo, 3nder o Happn, otras apps como Wallapop, Linkedln, Vine o Apalabrados están siendo utilizadas por personas que se sirven de ellas con la intención de ligar.

Wallapop

¿Qué ventaja pueden aportar estas apps sobre las específicamente diseñadas para ligar? Fundamentalmente, la de la discreción. En las apps para ligar es obvio el objetivo. Aquí, el objetivo final puede ser enmascarado y camuflado tras una motivación aparente y engañosa. Estas apps no diseñadas para ligar, además, ofrecen un punto de contacto temático. Quien vende una bicicleta y quien la desea comprar, por ejemplo, tienen en común (a priori) el amor al ciclismo o a las diferentes modalidades del deporte con bicicleta. Ya tienen algo de lo que hablar cuando, por ejemplo, y gracias a Wallapop, queden para ver la mercancía en venta y, en su caso, proceder a la compra-venta de la misma.

Linkedln

Linkedln, una aplicación creada para establecer contactos laborales, permite también el establecimiento de otro tipo de relaciones. Personas con estudios o profesiones similares pueden entrar en contacto gracias a esta app y, sin duda, los temas de conversación profesionales pueden llevar a conversaciones más íntimas. Después de todo, ¿cuántas parejas no han nacido entre compañeros de oficina o taller?

Triviados y Apalabrados

El Triviados o el Apalabrados también son dos apps no diseñadas para ligar pero que se han convertido en un instrumento muy útil en manos de quienes buscan la manera más ingeniosa de ligar. Tanto la versión para móvil del famoso Trivial Pursuite como el Scrabble on line que es el Apalabrados permiten establecer conexión a través del chat. La comunicación a través del chat puede llegar hasta donde los dos elementos en conexión lo deseen. De la amistad a la cita, pasando por el sexting, todo tiene cabida en el chat de estas apps que, sin pretenderlo originalmente, se han convertido en canal de comunicación entre personas a la búsqueda de pareja o, cuanto menos, de experiencias que pongan algo de sal a su vida cotidiana.

Twiter, Blablacar y Couch Surfing

Algo que hemos destacado en alguno de nuestros posts y que siempre hay que tener presente es que el humor es una de las grandes bazas que puede utilizar un hombre a la hora de conquistar a una mujer. Ésa, la del humor, es la gran aportación del Vine, la plataforma de vídeos de Twiter. Esos vídeos de seis segundos han sido un vehículo fenomenal para introducir pequeñas dosis de humor que han servido para atraer la atención de quienes comparten el uso de la app. En este caso, sin embargo, los contactos tienen más que ver con el fenómeno fan que con contactos de evidente intencionalidad ligona. Intentar diferenciar un fenómeno de otro es fundamental para evitar problemas.

El Blablacar o el Couch Surfing son otras apps no creadas para ligar que también han resultado un gran instrumento en manos de personas que han acabado ligando con otras. Mientras el Blabacar pone en contacto a personas que se juntan en un coche para viajar hacia el mismo destino y, así, compartir gastos de viaje; el Couch Surfing permite ofrecer y encontrar un sofá gratis para dormir en cualquier lugar del mundo. Con estas apps, el contacto personal está asegurado. En el primer caso compartirán coche y en el segundo, casa. Hacia dónde avance ese contacto dependerá de una serie de factores, pero no son pocas las personas que, gracias al establecimiento de un contacto a través de estas apps, han conseguido ligar.


Dejar una respuesta